Pages Navigation Menu
Regístrate o Inicia sesión con:

CPL rinde homenaje a Manuel Puig

Posted by on Jul 21, 2015 in Destacados, Feria del libro, Noticias | 0 comments

manuelpuig

El miércoles 22 de julio la Cámara Peruana del Libro ofrece un homenaje póstumo al narrador argentino Manuel Puig a veinticinco años de su fallecimiento. El evento se llevará a cabo a las 20.00 horas en el Auditorio Clorinda Matto de Turner de la FIL-Lima (ubicada en el Parque de los Próceres, Jesús María), con participación de la académica argentina Gabriela Goldchluk y la escritora peruana Giovanna Pollarolo. Es oportuno mencionar que el jueves 23 a las 17.00 horas, se proyectará en el Auditorio Jorge Eduardo Eielson la película Puig… 95% de humedad (2005), de Mausi Martínez.

Leer más

La rama de Salzburgo – Victoria Ocampo

Posted by on Ago 8, 2014 in Literatura | 0 comments

ocampo

 

Título: La rama de Salzburgo
Autora: Victoria Ocampo
Editorial: Fundación Victoria, 2005

Leer La rama de Salzburgo es internarse en el laberinto de una pasión preservada por la memoria y la literatura. El título viene de Stendhal (Del’amour) y sintetiza su famosa teoría de la cristalización: la rama de árbol que arrojan en las famosas minas profundas, se cubre de cristales, bellos como diamantes. Esa rama muerta y cristalizada es el amor. En su librito, Victoria ha conseguido rescatarla para la literatura.  (La décima musical)

Leer más

Las manos que crecen- Julio Cortázar

Posted by on Jun 23, 2014 in Cuentos | 0 comments

LasmanosquecrecenÉl no había provocado. Cuando Cary dijo: «Eres un cobarde, un canalla, y además un mal poeta», las palabras decidieron el curso de las acciones, tal como suele ocurrir en esta vida. Plack avanzó dos pasos hacia Cary y empezó a pegarle. Estaba bien seguro de que Cary le respondía con igual violencia, pero no sentía nada. Tan sólo sus manos que, a una velocidad prodigiosa, rematando el lanzar fulminante de los brazos, iban a dar en la nariz, en los ojos, en la boca, en las orejas, en el cuello, en el pecho, en los hombros de Cary.

Leer más

La parte inventada- Rodrigo Fresán

Posted by on Jun 19, 2014 in Literatura | 0 comments

fresan

 

Título: La parte inventada
Autor: Rodrigo Fresán
Editorial: Random House, 2014

Empezaré diciendo que las 559 páginas de este libro conforman un laberinto. El laberinto de la mente de un genial escritor. Donde en vez en de angustiarse por llegar al final, uno se abandona al placer de recorrerlo paso a paso y a veces perderse en la exploración de una frase. Un homenaje a las lecturas que nos marcaron. Y también una denuncia a una sociedad que mira con desdén el hacer una pausa para reflexionar y comunicar algo que vaya más allá de un tweet.

Leer más

Primeros amores- Osvaldo Soriano

Posted by on Abr 21, 2014 in Cuentos | 0 comments

 

Siempre que voy a emprender un largo viaje recuerdo algunas cosas mías de cuando todavía no soñaba con escribir novelas de madrugada ni subir a los aviones ni dormir en hoteles lejanos. Esas imágenes van y vienen como una hamaca vacía: mi primera novia y mi primer gol. Mi primera novia era una chica de pelo muy negro, tímida, que ahora estará casada y tendrá hijos en edad de rocanrol. Fue con ella que hice por primera vez el amor, un lunes de 1958, a la hora de la siesta, en una fila de butacas rotas de un cine vacío.

Leer más

El camino de ida- Ricardo Piglia

Posted by on Nov 23, 2013 in Variados | 0 comments

 

Título: El camino de ida
Autor: Ricardo Piglia
Editorial: Anagrama, 2013

Antes, ya habíamos reseñado a este gran autor argentino (Plata quemada). Sin embargo (y a raíz de su última novela) era un tema que no podíamos dejar escapar y hurgando en la red me topé con este tremendo aporte de David Pérez Vega. Una vez más, él nos permite publicar una reseña suya.  Aquí va.

Leer más

62 Modelo para armar- Julio Cortázar

Posted by on Sep 28, 2013 in Sin categoría | 1 comment


Título: 62/ Modelo para armar
Autor: Julio Cortázar
Editorial: Punto de lectura, 2009


Por:
Baúl de libros de colección

Esta novela nace a partir de la obra cumbre de Cortázar “Rayuela”, la cual se encuentra dividida en innumerables capítulos, uno de ellos es el capítulo “62” de donde nace precisamente esta novela. En dicho capítulo, Morelli (personaje de “Rayuela”) nos plantea la posibilidad de haber encontrado una nueva foma de escribir, una forma más libre, más rupturista de la que habitualmente conocemos como literatura. 



Sin embargo, a pesar de ser más rupturista que la tradicional, al analizar este caso nos damos cuenta que posee toda su estructura propia, donde lo cambiante es la forma más que la idea de estructura. Puesto que, el pensamiento humano se ha desarrollado a lo largo de la historia basado en conceptos básicos de lógica, es posible transgredir dichos principios básicos, pero más que destruirlos se trata de una especie de juego para ver hasta que punto se es capaz de continuar para no caer en el absurdo. 

Esto lo grafica mejor la psicología, más específicamente, la psicología de la Gestalt la cual mediante ejemplos gráficos nos ilustra de manera simple lo que acabo de mencionar respecto a la lógica del pensamiento, por ejemplo: estamos tan habituados a este tipo de lenguaje escrito (el que estoy utilizando en este momento y usted está leyendo) que si borramos la mitad inferior de cada frase esto que está escrito aun sería inteligible para nuestro cerebro, es decir, el cerebro posee la capacidad de reconstruir lo que falta para nosotros, y esto es aplicable al lenguaje escrito, a los valores, al arte, y a muchas creaciones netamente humanas, entonces, ¿por qué no a la literatura?. En el caso de la literatura, pueden faltar partes, mas estas partes son prescindibles en la mayoría de los casos. 

En 62, Modelo para armar, lo que importa no es la locación física de los personajes, ni tampoco el idioma que estos manejan y, mucho menos, su nacionalidad, lo que importa es el contenido de la novela en si, la narración pura.

Otras impresiones:

La literatura de Cortázar llevada a sus últimas consecuencias, 62/Modelo para armar es el summum del trabajo cortazariano; un modelo literario en el cual “la transgresión deja de ser tal”, y en el que el lector también deja de serlo para convertirse en una parte activa que va destejiendo imagen tras imagen, frase tras frase, con el fin de descubrir el hilo conductor del relato, y dar forma y figura a los personajes. 62/Modelo para armar es la consecuencia directa del capítulo 62 de Rayuela: hacer un libro en el que se rompa el tiempo y las conductas ordinarias descubran lo fantástico. 

“Todo sería como una inquietud, un desasosiego, un desarraigo continuo”. Así, la obra igual transcurre en Londres, París o Buenos Aires, y los personajes en una misma secuencia pasan del diálogo al monólogo. A cada lector le corresponde la grata tarea de unir pieza tras pieza hasta conjuntar este 62/Modelo para armar. (Escribirte.com.ar)

Leer más

El libro de los placeres prohibidos- Federico Andahazi

Posted by on Jul 23, 2013 in Sin categoría | 0 comments



Título: El libro de los placeres prohibidos
Autor: Federico Andahazi
Editorial: Planeta, 2012

Por:
Gianfranco Hereña

Un burdel se ha montado en las riberas del Rhin. Lo curioso es que no es un burdel cualquiera, este yace dentro de un monasterio (El de las Adoratrices de la Sagrada Canasta). Un asesinato quiebra la calma habitual del lugar. Zelda, una prostituta, ha sido asesinada de forma espantosa haciendo que sus demás compañeras sientan también temor e incertidumbre.

Muy pocos sabían quedetrás de la sobria fachada se ocultaba el lupanar más extravagante y lujurioso del Imperio,lo cual, por cierto, era mucho decir. El burdel recibía su curioso apelativo como resultadode la conjunción del nombre de la calle en la que estaba situado y de la devota dedicación con que las putas de la casa se encargaban de dar placer a los privilegiados clientes. Durante el día, en aquella callejuela empedrada se abrían de par en par las persianas de las tiendas de los fabricantes de canastas, cuyos principales clientes eran los puesteros dela plaza del mercado.


Combinando los dos elementos exitosos que algunos escritores como Umberto Eco (Misterio: El nombre de la rosa) y Dan Brown (Religión: El código Da Vinci)  lograron acoplar en sus novelas, Andahazi plantea la idea del: “libro de los placeres prohibidos”. Este texto será la clave para descifrar los asesinatos que parecen ser en cadena. Asimismo, es una novela histórica y de intrigas, que tienen a nada más y nada menos que a Johannes Gutemberg como personaje de trama.El inventor de la imprenta vive recluído en una abadía a los extramuros de la ciudad de Estrasburgo. Es ahí donde Gutenberg realiza experimentos con una máquina extraña, pero que todos sabemos que se trata de la imprenta. Esta es considerada un arma sediciosa, pues tiene la capacidad de reproducir millones de copias de los libros. Era predecible que por esta causa, en lugar de ser felicitado, se granjeara una serie de enemigos por parte del gran perseguidor de la época:  Sacro Imperio Romano Germánico.

Como prueba de lo que decía, Johannes extrajo de una talega el artefacto en miniatura y lo depositó sobre la mesa de trabajo de Konrad. Si el aspecto de Johannes resultaba estrafalario, el pequeño y complejo mecanismo era, incluso para los ojosexperimentados de Saspach, incomprensible.

 — Necesito que construyas esta máquina cuanto antes y, desde luego, con la mayordiscreción —dijo Gutenberg. — La discreción es más cara que la urgencia —dijo Konrad, un poco en broma, un poco en serio. 
Saspach tomó una lupa y examinó cuidadosamente la maqueta.

Sin quererlo, el inventor alemán ayudará a resolver los crímenes mediante su gran invento y se teje un thriller que, con prosa ágil y sencilla, logra adentrarnos en la borrascosa Europa medieval. 

Dista mucho de pretender o de querer ser una novela de culto. Pero sin lugar a dudas, es un libro como para leer en ratos libres y sin pretensiones.

Leer más

Diarios-Alejandra Pizarnik

Posted by on Jul 15, 2013 in Sin categoría | 0 comments

Por:

Un libro al día

No nos engañemos: quien abre un diario ajeno lo hace siempre movido por una cierta curiosidad morbosa —rayana, incluso, en el voyeurismo—. Espera encontrar confesiones íntimas, secretos inconfesables, debilidades secretas; es consciente de estar cometiendo, si no un delito, una falta grave. Sin embargo, con los diarios de los escritores —y lo mismo ocurre con su correspondencia— nuestra actitud cambia: los lectores nos creemos con todo el derecho del mundo a acceder a ellos.

Quien se acerque a los Diarios de Alejandra Pizarnik con la intención de desgranar la psique de la poeta, narradora y ensayista argentina estará cometiendo un error… y seguramente se lleve una decepción. Para empezar porque, como ocurre con todos los diarios de escritores —normalmente publicados póstumamente y en este caso, concretamente, treinta años después de la muerte de Pizarnik—, la encargada de organizarlos decidió eliminar muchos fragmentos (en teoría, para respetar «la intimidad de terceras personas nombradas, aún vivas» —y, supuestamente, también la de la propia diarista—). El prólogo de Ana Becciu no aclara demasiado las razones que la llevaron a omitir pasajes completos, aunque se echan en falta escritos de alto contenido sexual —lésbico— que nos consta que formaron parte de los diarios en un principio. Independientemente de sus motivos, es evidente que los diarios, en cuanto testimonio vital, le llegan al lector irremediablemente adulterados.

Pero en el caso que nos ocupa esto no importa demasiado, porque Alejandra Pizarnik no concibió estos diarios como unos cuadernos donde anotar impresiones y pensamientos cotidianos. Para ella fueron su cuaderno de trabajo: un espacio donde crear y reflexionar sobre lo creado para avanzar en la búsqueda de un lenguaje narrativo que se nutriera de su lenguaje poético. Son un testimonio, sí, pero de un aprendizaje: el «yo» de estos diarios sufre por su incapacidad para conjugar la escritura con la vida. Descubrimos a una creadora contradictoria (metódica y caótica; segura e insegura de sí misma) y a una lectora aguda y voraz —autores tan dispares como Machado, Mansfield, Casares, Heidegger, Nietzsche, Vallejo, Proust, Huidobro, James o Apollinaire pueblan sus páginas—, al tiempo que nos es revelado su gran proyecto/obsesión: escribir una novela.

Siento un libro dentro de mí. Un libro que me atraganta. Un libro que me obstruye la respiración. Y yo no permito que salga. ¡No! Pero ¿por qué?


La prosa poética de Pizarnik hace a estos Diarios merecedores de ocupar su propio lugar en la bibliografía de su autora, quien llegó a recopilar varios «resúmenes» para su publicación. Las imágenes surreealistas que protagonizan su poesía se combinan en sus diarios con una sintaxis rota, dolorosa. Mi recomendación: ir leyendo los fragmentos a poquitos. Mi advertencia: absorben, anegan hasta el aturdimiento.

Tomado originalmente de: http://networkedblogs.com/N9Jyv

Leer más
Google Ads
Google ads2