Pages Navigation Menu
Regístrate o Inicia sesión con:

La fantástica manía de contar

Posted by on Jun 15, 2015 in Destacados, Literatura, Noticias | 0 comments

tradicion

Dentro de las diferentes manifestaciones literarias que se han dado en ambos márgenes del Río de la Plata, el cuento fantástico es una de las más sobresalientes. Tanto Uruguay como Argentina, han dejado en la historia de la literatura latinoamericana y mundial excelentes novelistas, poetas y dramaturgos, pero los autores de esta región del mundo más estudiados y que más han trascendido a nivel internacional han sido los cuentistas, y dentro de ellos, los que incursionaron en el cuento fantástico.

Leer más

La otra orilla- Julio Cortázar

Posted by on Ago 13, 2014 in Literatura | 0 comments

cortazardesdelaotraorilla

 

Título: La otra orilla
Autor: Julio Cortázar
Editorial: Punto de lectura, 2008

“La Otra Orilla” se encuentra primero en varias compilaciones de cuentos de Julio Cortázar, pero no es su primer libro en este género. Esta obra se publicó en 1995, mucho después a Bestiario y otras publicaciones, pero las historias dentro fueron escritas entre 1937 – 1945 (al final de cada cuento se encuentra la fecha de su creación).

Leer más

La parte inventada- Rodrigo Fresán

Posted by on Jun 19, 2014 in Literatura | 0 comments

fresan

 

Título: La parte inventada
Autor: Rodrigo Fresán
Editorial: Random House, 2014

Empezaré diciendo que las 559 páginas de este libro conforman un laberinto. El laberinto de la mente de un genial escritor. Donde en vez en de angustiarse por llegar al final, uno se abandona al placer de recorrerlo paso a paso y a veces perderse en la exploración de una frase. Un homenaje a las lecturas que nos marcaron. Y también una denuncia a una sociedad que mira con desdén el hacer una pausa para reflexionar y comunicar algo que vaya más allá de un tweet.

Leer más

Un cuento de fútbol- Roberto Fontanarrosa

Posted by on Jun 16, 2014 in Cuentos | 0 comments

fontanarrosaA un costado de la cancha había yuyales y, más allá, el terraplén del ferrocarril. Al otro costado, descampado y un árbol bastante miserable. Después las otras dos canchas, la chica y la principal. Y ahí, debajo de ese árbol, solía ubicarse el viejo.Había aparecido unos cuantos partidos atrás, casi al comienzo del campeonato, con su gorra, la campera gris algo raída, la camisa blanca cerrada hasta el cuello y la radio portátil en la mano. Jubilado seguramente, no tendría nada que hacer los sábados por la tarde y se acercaba al complejo para ver los partidos de la Liga.

Leer más

El libro de los placeres prohibidos- Federico Andahazi

Posted by on Jul 23, 2013 in Sin categoría | 0 comments



Título: El libro de los placeres prohibidos
Autor: Federico Andahazi
Editorial: Planeta, 2012

Por:
Gianfranco Hereña

Un burdel se ha montado en las riberas del Rhin. Lo curioso es que no es un burdel cualquiera, este yace dentro de un monasterio (El de las Adoratrices de la Sagrada Canasta). Un asesinato quiebra la calma habitual del lugar. Zelda, una prostituta, ha sido asesinada de forma espantosa haciendo que sus demás compañeras sientan también temor e incertidumbre.

Muy pocos sabían quedetrás de la sobria fachada se ocultaba el lupanar más extravagante y lujurioso del Imperio,lo cual, por cierto, era mucho decir. El burdel recibía su curioso apelativo como resultadode la conjunción del nombre de la calle en la que estaba situado y de la devota dedicación con que las putas de la casa se encargaban de dar placer a los privilegiados clientes. Durante el día, en aquella callejuela empedrada se abrían de par en par las persianas de las tiendas de los fabricantes de canastas, cuyos principales clientes eran los puesteros dela plaza del mercado.


Combinando los dos elementos exitosos que algunos escritores como Umberto Eco (Misterio: El nombre de la rosa) y Dan Brown (Religión: El código Da Vinci)  lograron acoplar en sus novelas, Andahazi plantea la idea del: “libro de los placeres prohibidos”. Este texto será la clave para descifrar los asesinatos que parecen ser en cadena. Asimismo, es una novela histórica y de intrigas, que tienen a nada más y nada menos que a Johannes Gutemberg como personaje de trama.El inventor de la imprenta vive recluído en una abadía a los extramuros de la ciudad de Estrasburgo. Es ahí donde Gutenberg realiza experimentos con una máquina extraña, pero que todos sabemos que se trata de la imprenta. Esta es considerada un arma sediciosa, pues tiene la capacidad de reproducir millones de copias de los libros. Era predecible que por esta causa, en lugar de ser felicitado, se granjeara una serie de enemigos por parte del gran perseguidor de la época:  Sacro Imperio Romano Germánico.

Como prueba de lo que decía, Johannes extrajo de una talega el artefacto en miniatura y lo depositó sobre la mesa de trabajo de Konrad. Si el aspecto de Johannes resultaba estrafalario, el pequeño y complejo mecanismo era, incluso para los ojosexperimentados de Saspach, incomprensible.

 — Necesito que construyas esta máquina cuanto antes y, desde luego, con la mayordiscreción —dijo Gutenberg. — La discreción es más cara que la urgencia —dijo Konrad, un poco en broma, un poco en serio. 
Saspach tomó una lupa y examinó cuidadosamente la maqueta.

Sin quererlo, el inventor alemán ayudará a resolver los crímenes mediante su gran invento y se teje un thriller que, con prosa ágil y sencilla, logra adentrarnos en la borrascosa Europa medieval. 

Dista mucho de pretender o de querer ser una novela de culto. Pero sin lugar a dudas, es un libro como para leer en ratos libres y sin pretensiones.

Leer más

Diarios-Alejandra Pizarnik

Posted by on Jul 15, 2013 in Sin categoría | 0 comments

Por:

Un libro al día

No nos engañemos: quien abre un diario ajeno lo hace siempre movido por una cierta curiosidad morbosa —rayana, incluso, en el voyeurismo—. Espera encontrar confesiones íntimas, secretos inconfesables, debilidades secretas; es consciente de estar cometiendo, si no un delito, una falta grave. Sin embargo, con los diarios de los escritores —y lo mismo ocurre con su correspondencia— nuestra actitud cambia: los lectores nos creemos con todo el derecho del mundo a acceder a ellos.

Quien se acerque a los Diarios de Alejandra Pizarnik con la intención de desgranar la psique de la poeta, narradora y ensayista argentina estará cometiendo un error… y seguramente se lleve una decepción. Para empezar porque, como ocurre con todos los diarios de escritores —normalmente publicados póstumamente y en este caso, concretamente, treinta años después de la muerte de Pizarnik—, la encargada de organizarlos decidió eliminar muchos fragmentos (en teoría, para respetar «la intimidad de terceras personas nombradas, aún vivas» —y, supuestamente, también la de la propia diarista—). El prólogo de Ana Becciu no aclara demasiado las razones que la llevaron a omitir pasajes completos, aunque se echan en falta escritos de alto contenido sexual —lésbico— que nos consta que formaron parte de los diarios en un principio. Independientemente de sus motivos, es evidente que los diarios, en cuanto testimonio vital, le llegan al lector irremediablemente adulterados.

Pero en el caso que nos ocupa esto no importa demasiado, porque Alejandra Pizarnik no concibió estos diarios como unos cuadernos donde anotar impresiones y pensamientos cotidianos. Para ella fueron su cuaderno de trabajo: un espacio donde crear y reflexionar sobre lo creado para avanzar en la búsqueda de un lenguaje narrativo que se nutriera de su lenguaje poético. Son un testimonio, sí, pero de un aprendizaje: el «yo» de estos diarios sufre por su incapacidad para conjugar la escritura con la vida. Descubrimos a una creadora contradictoria (metódica y caótica; segura e insegura de sí misma) y a una lectora aguda y voraz —autores tan dispares como Machado, Mansfield, Casares, Heidegger, Nietzsche, Vallejo, Proust, Huidobro, James o Apollinaire pueblan sus páginas—, al tiempo que nos es revelado su gran proyecto/obsesión: escribir una novela.

Siento un libro dentro de mí. Un libro que me atraganta. Un libro que me obstruye la respiración. Y yo no permito que salga. ¡No! Pero ¿por qué?


La prosa poética de Pizarnik hace a estos Diarios merecedores de ocupar su propio lugar en la bibliografía de su autora, quien llegó a recopilar varios «resúmenes» para su publicación. Las imágenes surreealistas que protagonizan su poesía se combinan en sus diarios con una sintaxis rota, dolorosa. Mi recomendación: ir leyendo los fragmentos a poquitos. Mi advertencia: absorben, anegan hasta el aturdimiento.

Tomado originalmente de: http://networkedblogs.com/N9Jyv

Leer más

Forastero-Jorge Accame

Posted by on Jul 11, 2013 in Sin categoría | 0 comments



Título: Forastero
Autor: Jorge Accame
Editorial: Sudamerica, Argentina 2008


El oficio de escritor requiere de un esfuerzo muchas veces oculto para el resto de personas. En Forastero, novela corta del jujeño Jorge Accame, esta idea se revierte cuando el protagonista (Evaristo) decide ir en búsqueda de las pistas acerca del crimen de la joven María Soledad Morales. Para ello, deberá viajar hacia el lugar donde ocurrieron los hechos y ser un forastero que todo el mundo conoce.

De pronto, todos los habitantes se preguntan el porqué está ahí y que lo motiva a escudriñar en sus vidas. Tampoco menos sorprendente es su afán por buscar historias que alimenten su imaginación, ya que desde su llegada, ha colgado un anuncio insólito en el diario local: Paga diez pesos por escuchar historias (si decide usar la historia narrada, pagará veinte).

Permítanme aquí hacer un breve paréntesis. Julio Ramón Ribeyro, uno de los mejores cuentistas peruanos de todos los tiempos, alguna vez mencionó: “Si puedes contarlo, puedes escribirlo. Esa es una historia redonda”. Esta necesidad de escuchar anécdotas, por un lado, nos develan lo que ciertamente es la materia prima para todo escritor: la cotidianidad.

Estos breves espacios le dan aire a la novela. Refrescan, de un modo bastante sencillo y original, una trama marcada por la violencia, el odio y los resentimientos concebidos en torno a una ciudad donde el forastero es visto siempre como alguien invasivo su espacio. Sobre todo, si es que viene a resolver algo que incomoda a muchos o a desempolvar fantasmas que se creían sepultados con el tiempo.

Y es así que poco a poco, escarbando entre chismografías y rumores que deberá de comprobar él mismo, Evaristo se topará con hallazgos macabros en torno a su investigación.

Se lee de un solo tirón. Ha sido un agradable hallazgo en lo que va del año. Recomendable.

Leer más

El juguete rabioso-Roberto Arlt

Posted by on Jun 28, 2013 in Sin categoría | 0 comments

Por:

Un libro al día

Roberto Arlt es, tengo la impresión, casi completamente desconocido en España fuera del ámbito literario, editorial o académico, pese a que autores tan relevantes como Cortázar, Piglia o César Aira reconocen su influencia. Quizás su mala suerte fue coincidir en el tiempo y en la misma ciudad con autores de la Jorge Luis Borges, de estética muy alejada de la suya y más influyentes en el panorama literario de la época. De hecho, es ya clásica en la historiografía literaria argentina la contraposición entre el grupo Boedo (de corte realista y social), al que pertenecería Arlt, y el grupo Florida o grupo “Martín Fierro” (vanguardista, esteticista y teóricamente vinculado a las élites socioeconómicas) al que pertenecería Borges.

Sea como sea, lo que encontramos en El juguete rabioso tiene efectivamente poco que ver con los relatos fantásticos borgianos, y mucho más con la tradición literaria hispánica: la picaresca, Cervantes, Galdós… El protagonista, Silvio Astier, vive en los suburbios de Buenos Aires en un entorno empobrecido y caótico; su vida cambia con un empacho de novelones sobre bandoleros andaluces, y se imagina que quiere ser un de ellos; así, cual Rinconete y Cortadillo, funda una sociedad de delincuentes a pequeña escala (el «Club de los Caballeros de la Media Noche»)que realiza pequeños hurtos, falsificaciones y sabotajes. 

Una vez disuelta la sociedad, Astier pasa a ser “mozo de muchos amos” (ayudante de un librero, aprendiz de ingeniero militar, vendedor ambulante de papel), con escenas que parecen directamente sacadas de una edición modernizada de El Buscón, hasta alcanza la “cumbre de toda su buena fortuna” cuando se le presenta la oportunidad de cometer un gran robo en la casa de un ingeniero.

El juguete rabioso es un libro sorprendente y desconcertante, en primer lugar por su capacidad para avanzar siempre, con una estructura narrativa abierta y en constante transformación genérica. También, por su estilo, a veces poético, a veces barroco, siempre cuidado, nada que ver con lo que tópicamente esperamos encontrar en una novela realista y social (claro que el “realismo social” como término crítico todavía no existía). “Baldía y fea como una rodilla desnuda es mi alma”, dice por ejemplo el protagonista, que además de un ladrón también es un ávido lector de Baudelaire.

Porque, efectivamente, El juguete rabioso es un libro lleno de libros: la historia comienza, quijotescamente como decíamos, cuando el protagonista lee (alquilados) una serie de novelones sobre bandoleros; el último gran golpe del «Club de los Caballeros de la Media Noche» es un asalto a una biblioteca; el primer trabajo de Astier es como ayudante de un librero; el último, como vendedor ambulante de papel… Ya hemos hablado, además, de las referencias que pudieron servir de modelo a Arlt (con la picaresca y la novela cervantina a la cabeza), pero también pueden encontrarse en él los libros a los que más tarde servirá de modelo: las novelas torrenciales de César Aira, Los detectives salvajes y su “realismo visceral”, las obras más realistas de Piglia como Plata quemada…(Ver reseña en: http://elbuenlibrero.blogspot.com/2013/03/plata-quemada-ricardo-piglia.html).

El título original que Arlt planeaba para su novela era La vida puerca; Ricardo Güiraldes, para quien Arlt trabajaba como secretario y ayudante en esa época, le aconsejó que lo cambiase al actual, El juguete rabioso. Creo que no hay duda de que el cambio fue adecuado…

Leer más

10.6 segundos- Hernán Casciari

Posted by on Jun 22, 2013 in Variados | 0 comments

Hoy se conmemora un aniversario más del gol de Diego Armando Maradona a los ingleses en el mundial 1986. Como “El buen librero” trata siempre de recomendar lo mejor, he aquí una crónica de lujo escrita por Hernán Casciari para la revista Orsai (Argentina). Un verdadero lujo que compartimos a continuación.
Leer más
Google Ads
Google ads2