Pages Navigation Menu
Regístrate o Inicia sesión con:

Un paréntesis de alegría

Posted by on Abr 26, 2017 in Cuentos, Destacados | 0 comments

http://elbuenlibrero.com/wp-content/plugins/slider/Front_images/Default/1.jpg
CABS
Lorem ipsum dolor sit amet, ne verear elaboraret mel. Ea sed quaestio pericula. Vel ludus pericula ex, euripidis conceptam abhorreant an sed. Vis ad apeirian antiopam molestiae..
http://elbuenlibrero.com/wp-content/plugins/slider/Front_images/Default/2.jpg
MESSY EVENING
Lorem ipsum dolor sit amet, ne verear elaboraret mel. Ea sed quaestio pericula. Vel ludus pericula ex, euripidis conceptam abhorreant an sed. Vis ad apeirian antiopam molestiae..
http://elbuenlibrero.com/wp-content/plugins/slider/Front_images/Default/3.jpg
UMBRELLA
Lorem ipsum dolor sit amet, ne verear elaboraret mel. Ea sed quaestio pericula. Vel ludus pericula ex, euripidis conceptam abhorreant an sed. Vis ad apeirian antiopam molestiae..
http://elbuenlibrero.com/wp-content/plugins/slider/Front_images/Default/4.jpg
OLD TRAM
Lorem ipsum dolor sit amet, ne verear elaboraret mel. Ea sed quaestio pericula. Vel ludus pericula ex, euripidis conceptam abhorreant an sed. Vis ad apeirian antiopam molestiae..
http://elbuenlibrero.com/wp-content/plugins/slider/Front_images/Default/5.jpg
THE MIXTURE
Lorem ipsum dolor sit amet, ne verear elaboraret mel. Ea sed quaestio pericula. Vel ludus pericula ex, euripidis conceptam abhorreant an sed. Vis ad apeirian antiopam molestiae..
Ve un auto estacionado y una pareja canibalizándose; el Inefable se percata que las manos de la carnicera van calando desde los hombros, yendo en vertical. Le jode, pues están en la puerta de su edificio. Se acerca, golpea la ventanilla y les dice: “¡vayan a hacer sus cochinadas a un hotel, a la playa o un parque!”. Su vecina se baja indignada: “usted va a escucharme”. El auto arranca.

Leer más

Allá en el arenal

Posted by on Jun 15, 2016 in Cuentos | 0 comments

arenal

(CUENTO) El sol filtra por los vidrios polvorientos. De afuera llegan risas, cornetas de ambulantes, bulla de niños pateando una pelota de trapo, esos mocosos, tirarse un par de medias, esperen a que termine y van a ver lo que hago con su pelota… y la gorda echa con cólera el arroz al aguadito hirviente y mira las alitas de pollo subir y dar vueltas entre las burbujas verdecinas, nuevecitas las medias, refunfuña mirando de reojo por la puerta entornada pasar la pelota en una nube de polvo mientras sorbe de la cuchara para probar la sazón. Pero le sabe amargo, como le sabe amargo todo desde la pelea de ayer, desde que se fue el sinvergüenza ese, ese pelagatos más pegado a la política  que chinche a un perro, sí, lárgate, mejor, estoy harta de tus reuniones, de tus discusiones, y mejor no regreses, y luego de sacarle a la calle las pertenencias, le había tirado la puerta con una violencia tal que los adobes de la casa se estremecieron y las vecinas asomaron la cara a ver qué pasaba. Tiene fuerza, la gorda. Pero ahora también tiene pena, la gorda.

Leer más

Oveja negra

Posted by on Jun 7, 2016 in Narrativa y poesía escogida | 0 comments

school

 

(CUENTO) Mi nombre completo no importa porque no estoy haciendo un examen. Mejor mi apodo: El Loco. Sí, así me bautizó la gente desde el día en que le pegué en la espalda a la profesora de inglés, gorda chinchosa, un letrero que decía: «¡Se vende este lote!». La gracia me salió cara, no solo me valió la chapa que, dicho sea de paso, me encanta, sino que me costó una suspensión de tres días y una buena golpiza de mi viejo. En realidad, mi vieja es la que se encarga de aplicar la ley en la casa. Es brava, no cree en nadie, cuando le dan sus arranques es mejor no cruzarse con ella. Mi viejo solo entra en acción cuando el caso es grave, como el de la venta del lote.

Leer más

¿Cuántos gatos tenía Bukowski?

Posted by on Feb 20, 2016 in Destacados, Zona mixta | 0 comments

bukowski

(NOTA) Charles Bukowski siempre será recordado por sus relatos de la realidad más desarraigada de los Estados Unidos, por sus narraciones autobiográficas camino de la caída y la desesperación a través de sus adicciones. Pero hay una faceta del autor americano poco conocida: era un verdadero amante de los gatos.

Leer más
Google Ads
Google ads2