Pages Navigation Menu
Regístrate o Inicia sesión con:

El hombre muerto—Horacio Quiroga

Posted by on Ene 21, 2016 in Cuentos | 0 comments


Dibujo

 

(CUENTO) El hombre y su machete acababan de limpiar la quinta calle del bananal. Faltábanles aún dos calles; pero como en éstas abundaban las chircas y malvas silvestres, la tarea que tenían por delante era muy poca cosa. El hombre echó, en consecuencia, una mirada satisfecha a los arbustos rozados y cruzó el alambrado para tenderse un rato en la gramilla. Mas al bajar el alambre de púa y pasar el cuerpo, su pie izquierdo resbaló sobre un trozo de corteza desprendida del poste, a tiempo que el machete se le escapaba de la mano. Mientras caía, el hombre tuvo la impresión sumamente lejana de no ver el machete de plano en el suelo.

Leer más

Funes el memorioso- Jorge Luis Borges

Posted by on May 17, 2015 in Cuentos | 0 comments

funes(CUENTO) Lo recuerdo (yo no tengo derecho a pronunciar ese verbo sagrado, sólo un hombre en la tierra tuvo derecho y ese hombre ha muerto) con una oscura pasionaria en la mano, viéndola como nadie la ha visto, aunque la mirara desde el crepúsculo del día hasta el de la noche, toda una vida entera. Lo recuerdo, la cara taciturna y aindiada y singularmente remota, detrás del cigarrillo. Recuerdo (creo) sus manos afiladas de trenzador. Recuerdo cerca de esas manos un mate, con las armas de la Banda Oriental; recuerdo en la ventana de la casa una estera amarilla, con un vago paisaje lacustre. Recuerdo claramente su voz; la voz pausada, resentida y nasal del orillero antiguo, sin los silbidos italianos de ahora. Más de tres veces no lo vi; la última, en 1887… Me parece muy feliz el proyecto de que todos aquellos que lo trataron escriban sobre él; mi testimonio será acaso el más breve y sin duda el más pobre, pero no el menos imparcial del volumen que editarán ustedes.

Leer más

Continuidad de los parques- Julio Cortázar

Posted by on May 15, 2015 in Cuentos | 0 comments

continuidad

 

(CUENTO) Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías, volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles.

Leer más

Cuando todo brille- Liliana Hecker

Posted by on Abr 7, 2015 in Cuentos | 0 comments

lilianajeckerLa perspectiva distorsionada del mundo y de las cosas, lo “raro” en todas sus dimensiones, son los instrumentos recurrentes de la producción cuentística de esta  escritora argentina. En “Cuando todo brille” asistimos al desmoronamiento de un ama de casa que ha llevado su obsesión por la limpieza extrema a una nueva y extraña forma de epifanía personal, así como al descubrimiento de sus males anclados en el pasado y, paradójicamente,  a la iluminación –por eso la razón del título- de la distorsión que la persigue. Escrita con envidiable pulso narrativo y respetuoso de los códigos técnicos de tensión y fluidez, este cuento es una de las piezas clave de “Las peras del mal” (1982), libro de cuentos que terminó de consagrar el talento y oficio de una autora cuya obra se ha instalado con toda justicia entre lo mejor de la  literatura latinoamericana.

Leer más

La autopista del sur

Posted by on Mar 19, 2015 in Cuentos | 0 comments

autopistasurHabía pasado poco más de un año desde que la última vez que había disfrutado un cuento de Cortázar, aquella madrugada cuando buscando una lectura entretenida, me encontré con “La autopista del sur” .No me acuerdo en cuanto tiempo leí aquel relato, pues lo único que puedo afirmar con certeza es que tuve que realizar un esfuerzo sobrehumano para contener las lágrimas cuando terminé aquella última línea de “…exclusivamente hacia adelante”. Todo un universo sintetizado en un relato. La congestión vehicular más hermosa del mundo. Una pausa al vértigo de nuestras vidas. Un adolescente que volvía a la pluma de su autor preferido.

Leer más

El caso Berciani- Alan Pauls

Posted by on Feb 7, 2015 in Cuentos | 0 comments

elcasoberciani

 

Lenin Pantoja Torres: “¿Qué pasa cuando el misterio, la tensión y la angustia envuelven un relato? El resultado puede ser el elevado nivel de empatía entre el lector y los protagonistas, es decir, la señal de una buena historia. Podemos estar de acuerdo o no, pero esto singulariza a Alan Pauls: la arbitrariedad con que puede manipular sucesos extraños al extremo de hacerlos completamente verosímiles. Al final, una desaparición, muchas teorías, apariciones inesperadas y un lenguaje policial hacen de “El caso Berciani” un relato que no termina, que apertura múltiples lecturas y que involucra al lector desde la primera oración”.

Leer más

El eclipse- Augusto Monterroso

Posted by on Ene 26, 2015 in Cuentos | 0 comments

eleclipsemonterroso

 

(CUENTO) Jorge Ramos Cabezas: “Una obra artística latinoamericana por siempre vigente (un poquito más vigente para los de este lado del charco que para los del otro lado, a pesar de que por allá se edita a Monterroso más que por acá [pero eso ya qué importa]), porque todos somos cada día fray Bartolomé Arrazola tanto como “un grupo de indígenas de rostro impasible” (algo en lo que la crítica poco o nada ha reparado lamentablemente [pero eso ya qué importa])”.

Leer más

El rastro de tu sangre en la nieve- Gabriel García Márquez

Posted by on Nov 3, 2014 in Cuentos | 0 comments

ErastrosAl anochecer, cuando llegaron a la frontera, Nena Daconte se dio cuenta de que el dedo con el anillo de bodas le seguía sangrando. El guardia civil con una manta de lana cruda sobre el tricornio de charol examinó los pasaportes a la luz de una linterna de carburo, haciendo un grande esfuerzo para que no lo derribara la presión del viento que soplaba de los Pirineos. Aunque eran dos pasaportes diplomáticos en regla, el guardia levantó la linterna para compro bar que los retratos se parecían a las caras.

Leer más

Sensini- Roberto Bolaño

Posted by on Sep 1, 2014 in Cuentos | 0 comments

bolanosensini

La forma en que se desarrolló mi amistad con Sensini sin duda se sale de lo corriente. En aquella época yo tenía veintitantos años y era más pobre que una rata. Vivía en las afueras de Girona, en una casa en ruinas que me habían dejado mi hermana y mi cuñado tras marcharse a México y acababa de perder un trabajo de vigilante nocturno en un cámping de Barcelona, el cual había acentuado mi disposición a no dormir durante las noches.

Leer más
Google Ads
Google ads2