Pages Navigation Menu
Regístrate o Inicia sesión con:

Dios es redondo- Juan Villoro

Diosesredondo-Villoro

 

Título: Dios es redondo
Autor: Juan Villoro
Editorial: Planeta, 2006

A puertas del Mundial Brasil 2014, El Buen Librero inaugura la  sección: “Once”. Como en un partido de fútbol, serán once los textos que peleen por hacerse espacio dentro de la alineación titular. El primero en saltar al terreno de juego es Juan Villoro con “Dios es redondo”.

Por: Gianfranco Hereña

 El fútbol, como la vida misma, ofrece todo un abanico de analogías. Basándose en ello, Juan  Villoro nos ha regalado 223 páginas de puro fútbol y dramatismo. En ese pedregoso y  siempre difícil terreno de juego que es la ficción, el autor mexicano hace jugadas de lujo que nos  harán saltar del asiento. Su recorrido hacia la línea de gol tiene distintas paradas; los estadios, el  hincha, los ídolos y los árbitros. Cada uno adquiere voz propia y son, a su vez, una fuente muy rica  de anécdotas que el lector sabrá apreciar.

Resulta curiosa la comparación que el autor hace con respecto al fútbol y a la literatura:

“Escribir de fútbol es una de las muchas reparaciones que permite la literatura. Cada cierto tiempo, algún crítico se pregunta por qué no hay grandes novelas de fútbol en un planeta que contiene el aliento para ver un Mundial. La respuesta me parece bastante simple. El sistema de referencias del fútbol está tan codificado e involucra de manera tan eficaz a las emociones que contiene en sí mismo su propia épica, su propia tragedia y su propia comedia. No necesita tramas paralelas y deja poco espacio a la inventiva del autor. Ésta es una de las razones por las que hay mejores cuentos que novelas de fútbol. Como el balompié llega ya narrado, sus misterios inéditos suelen ser breves. El novelista que no se conforma con ser un espejo, prefiere mirar en otras direcciones. En cambio, el cronista (interesado en volver a contar lo ya sucedido) encuentra ahí inagotable estímulo”.

Y Villoro, ciertamente, habla sobre hechos y no ficciones (aunque así lo parezca). Dedica más de una página para hablar Maradona, el Dios más sucio que pudo parir la historia del fútbol y analiza con un vigor envidiable el porqué el Real Madrid dista mucho de ser un equipo, porque para él “El Real Madrid vive de excesos. Entre otras cosas, es el único club que dispone de una cuadrilla de halcones para combatir a las palomas que picotean semillas en el césped de su estadio”.  

11649361_copia.520.360La experiencia que Villoro ha adquirido durante su paso por distintos medios de Europa y América Latina es avalada de forma incondicional en este libro. Domina, como un jugador experimentado, el balón lleno de datos y recursos literarios para hacer de cada texto una verdadera jugada de lujo.

Desde una perspectiva muy personal, el autor analiza al fútbol como si fuese una sociedad propia. Aquí saca a relucir lo mejor de su organización como ensayista; ata cabos correctamente y cada frase está tan bien estructurada que engrana con el resto. Como un verdadero defensor de la equidad social, Villoro trata de ser justo y de abarcar a sus miembros sin lugar a discriminación. Todo se confabula, finalmente, en un libro  que todo buen aficionado debería tener en sus estantes. 100% recomendable.

Algunas frases para destacar

” La atracción del futbol depende de su renovada capacidad de hacerse incomprensible. Hay algo que no captamos pero sucede, como el crecimiento del pasto o la circulación de la sangre. De pronto, Zidane encuentra un hueco y enfila hacia la nada. ¿Qué lo anima? ¿Qué idea aún incierta cristalizará en ese avance? Sin conocer su ruta ni su posible desenlace, sentimos la vibración de lo que puede ocurrir y ya importa sin haber llegado. Zidane avanza. Lo invisible es la certeza que nos consta”.

“El fútbol es, entre otras maravillas, un gran disparate físico. Maradona mide 1.62; en sus tiempos como profesional dormía hasta las once, corría sin ganas y digería con calma chicha (una ración más del espagueti del sábado se le notaba en el juego del domingo). Sin embargo, una tensión extraña le recorría el cuerpo. Aunque estuviera vestido de frac, parecía a punto de matar un balón con el pecho”.

Opiniones

“Trata Villoro literariamente al futbol con el mimo que el buen futbolista trata a su preciada herramienta de trabajo, un balón que en la actualidad transpira lágrimas de felicidad pero también de cocodrilo, epicentro de una sinergia colectiva en ocasiones inexplicable –de allí entonces, aunque sólo quizás, su enigmática seducción–, argamasa cosmética que fija los ladrillos apilados, uno sobre otro, del lazo social contemporáneo”.

Pablo Nacach- Letralia.

““Dios es redondo” es un libro que conecta de inmediato con aquellos a quienes les gusta el fútbol, pero también con aquellos a los que les causa cierta indiferencia y quieren darse una chance para averiguar de una vez por todas por qué hay sujetos que regresan a sus casas con los dedos marcados por el alambrado y echando espuma por la boca al repetir una docena de frases que podrían reducirse a una”.

Club de catadores

Entrevista a Villoro sobre el libro: 

https://www.youtube.com/watch?v=dgGBYmUfD74

Deja tu comentario

Inicia sesión con tu red social favorita para compartir tu opinión con nosotros.

Google Ads
Google ads2