DestacadosZona mixta

Lo que nos dejó el 2016 (Parte II)

recuentopost1

(POST) Va la segunda parte de este recuento de fin de año de El Buen Librero . Esta vez, opinan las autoras y autores nacionales (Perú) sobre las lecturas (o relecturas) que más disfrutaron en el 2016.  

Autoras y autores

 

Johann Page

 

recuento11

CINCO LIBROS PERUANOS

  1. La flor artificial, de Christiane Félip Vidal y Sophie Canal: un ambicioso experimento novelesco con resultados notables. Un riesgo con recompensa.
  2. La fiesta del humo, de Luis Hernán Castañeda: otra aventura inquietante y onírica de un autor que —admirablemente— no deja de arriesgar literariamente.
  3. Perro de ojos negros, de María José Caro: un debut novelesco sobre las secuelas de la depresión. Auspicioso, conciso y escrito con inusitada solvencia.
  4. Orgullosamente solos, de José Carlos Yrigoyen: un ajuste de cuentas personal con el pasado público y privado. Heridas abiertas en busca de absolución.
  5. Estrella solitaria, de Jerónimo Pimentel: inevitable sentirse identificado con la masculinidad retorcida retratada en esta parodia desopilante. Se disfruta —y hiere— mucho más si se conoce el referente.

Bonus:

*Reedición de La voluntad del molle, de Karina Pacheco; y Caballos de medianoche, de Guillermo Niño de Guzmán: una novela solvente y conmovedora. Un libro de cuentos fundamental, de un héroe literario personal.

*Cuba Stone, de Jeremías Gamboa, Joselo y Javier Sinay: tres crónicas para indagar en una de las bisagras históricas fundamentales de este año. La de Gamboa, que mezcla los pormenores del concierto con un pasado íntimo que nos toca a todos, es de lectura imprescindible.

 

recuento12

 

 

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

  1. Stoner, de John Williams: una joya que debe ser leída por todo aquel que tenga algo de amor por la Literatura.
  2. La azotea, de Fernanda Trías: una novela claustrofóbica sobre la desintegración de la familia y la conciencia. Hermosa y perturbadora.
  3. Las visiones, de Edmundo Paz Soldán: relatos de ciencia ficción que retratan un mundo posible y a la vez describen nuestras más bajas miserias. El mejor Sci-Fi es el que no solo es Sci-Fi.
  4. Manual para mujeres de la limpieza: nada que agregar a los elogios cosechados, salvo que el mundo del cuento no será más el mismo gracias a Lucia Berlin, nuestra nueva alcohólica favorita.
  5. El núcleo del disturbio: leído este año, pero publicado hace más de diez. Una prueba más de que Samanta Schweblin es la reina actual —e indiscutible— del cuento argentino.

Un bonus chileno y otro colombiano:

*El brujo, de Álvaro Bisama: ¿qué sabe un hijo de su padre? Peor aún es descubrirlo y saber que esa misma tragedia circula en nuestra sangre.

*Un mundo huérfano, de Giuseppe Caputto: un universo idílico y descarnado sobre paraísos perdidos. Una novela bella y triste.

 

Juan Carlos Cortázar

 

recuento13

 

 

CINCO LIBROS PERUANOS

1. Miguel Ruiz Effio. La carne en el asador (Animal de Invierno, Campo Letrado: 2016). Cuentos contundentes y directos, diseccionando sentimientos complicados.

2. Miguel Sánchez Flores. Ciudades vencidas (Animal de Invierno: 2016). La mirada centrada en recuerdos, familia. Piura 79: el viaje de nieto y abuela, muy bueno.

3. Ricardo Sumalavia. Enciclopedia Plástica (Estruendomudo2016). Una prosa suspendida, flotando en la brevedad, capaz de por esa brevedad tocar muy profundo.

4. Francisco Angeles. Plagio (Random House Mondadori, 2016). Prosa fuerte, con un lenguaje tensionado que invita a leer con esfuerzo. El vínculo sexual y violento entre hombres tratado con certeza.

5. Luis López-Aliaga. Geografía de las nubes (Santuario, 2016). Un viaje, el de Chocano, narrado de manera que nos lleva, nos conduce hacia sus miserias y sus aspiraciones.

 

 

recuento14

 

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

 

1. Rafael Chirbes. Paris-Austerlitz (Barcelona: Anagrama, 2016). La profundidad y la complejidad del amor del hombre mayor por el hombre joven. El fracaso ineludible. Honda, densa y hermosa novela.

2. Marcelino Freire. Nuestros huesos (Buenos Aires: Adriana Hidalgo, 2014). Hombre maduro y hombre joven, nuevamente. Pero ahora el joven muerto, y el segundo tratando de resarcirlo, de que no sea uno más de los chiquillos levantados en la calle.

3. Maylis de Kerangal. Reparar a los vivos (Barcelona: Anagrama, 2015). Una prosa cargada de cambios de tiempos verbales que la agiliza. La brevedad y rapidez de un trasplante, de la vida hecha posible.

4. Avión. Eduardo Muslip (Buenos Aires: Blatt & Rios, 2015). Fantasías y recuerdos en un vuelo largo: el muchacho de al lado, lo que podría pasar con él y lo que al narrador le pasó, ya con otros. Una escritura bamboleante y divertida.

5. José María Gómez. La inevitabilidad de los cuerpos (Buenos Aires: El deseo, 2016). Los cuerpos como entidades que se atraen, se usan, tal vez hasta se quieren. Fuerte, hermosa lectura.

 

Christian Solano

 

recuento21

CINCO LIBROS PERUANOS

1.Un lugar como este, Carlos Arámbulo
2.Perro de ojos negros, María José Caro
3.El fuego de las multitudes, Alexis Iparraguirre
4. Los niños muertos, Richard Parra
5. La carne en el asador, Miguel Ruiz Effio

 

recuento22

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

1.La composición de la sal, Magela Baudoin
2.Un mundo huerfano, Giuseppe Caputo
3.Cómo saber si respiro, Marina Perezagua
4. Siete casas vacías, Samanta Schweblin
5. Niños héroes, Diego Zúñiga

 

 

Claudia Salazar Jiménez

 

recuento17

CINCO LIBROS PERUANOS

1. La flor artificial, de Sophie Canal y Christiane Felip. Una innovadora y refrescante novela para nuestra tradición literaria.
2.  La conciencia del límite último, de Carlos Calderón Fajardo. Ingenioso relato que por fin recibe mayor atención.
3. Imaginar la nación, de José Luis Renique. Brillante ensayo que conjuga la historia y la literatura.
4.  En un mundo de abdicaciones, de Victoria Guerrero. Poemario-libro objeto que continúa la construcción del proyecto poético de Guerrero.
5.  Enemigo, de José Carlos Agüero. Potente poemario, cuestionador, indispensable.

 

recuento18

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

 

1.  Suite for Barbara Loden, de Nathalie Léger. Novela tan maravillosa como su brevedad.
2.  Los niños, de Carolina Sanín. Una reformulación de las relaciones humanas.
3.  Los desposeídos, de Szilárd Borbély. Una joya literaria, una escritura desgarrada sobre las consecuencias de la guerra para el pueblo húngaro.
4.  Lengua madre, de María Teresa Andruetto. Otra relectura de esta bella novela.
5.  Zama, de Antonio di Benedetto. Magistral novela de un autor que por fin recibe la atención merecida.

 

Carlos Arámbulo

 

 

recuento19

CINCO LIBROS PERUANOS

 

1. La violencia del tiempo de Miguel Gutiérrez: Un tour de force joyceano, con réplicas del Finnegans wake y un plan proustiano… demasiada ambición pero con párrafos extraordinarios.´

2. La conciencia del límite último de Carlos Calderón Fajardo: Un extraordinario guión con un par de problemas de edición pero, en resumen, fantástico.

3. La carne en el asador de Miguel Ruiz Effio: Relatos desde la perspectiva del detestable, con oficio y buena prosa.

4. Contarlo todo de Jeremías Gamboa:  De ente los autores jóvenes, Jeremías destaca por su prosa fluida y habilidad para atraparte en una intriga.

5. El palacio de la felicidad de Dante Trujillo : Los libros sobre Miraflores me hacen retroceder en el tiempo, este libro, además, lo hizo con buena literatura.

 

 

recuento20

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

 

1. La carte et le territoire de Michel Houellebecq : Logra articular dos novelas en una sola por el artificio de escribir sobre Houellebecq.

2. Diario de invierno de Paul Auster :  “A este pata le pasaron las mismas cosas que a nosotros… loco” Mi esposa concuerda.

3. Brooklyn folies de Paul Auster : Sabe cuando pisar el acelerador de lo emotivo, lo demuestra en esta novela.

4. El puente de Brooklyn de Henry Miller: El mismo loco despellejado de los trópicos al servicio del relato breve.

5. Mondo et autres histoires de J.M.G Le Clézio: Es un capo explorando el mundo de la infancia y mezclándolo con cierto animismo de relato tribal antiguo.

 

Karina Pacheco

Nota: Van siete favoritos en cada sección (peruanos y extranjeros) porque no podía reducir a más (a cinco) cuáles eran esos favoritos. Siete  libros peruanos y extranjero leídos en 2016 que más me gustaron (en el caso de los extranjeros, los siete fueron publicados en años anteriores, pero los leí este año)

 

recuento23

 

CINCO LIBROS PERUANOS 

 

Novela

La isla de Fushía (Alfaguara), Irma del Águila

Ustedes que jamás vieron mi muerte (Aquelarre), Fernando Rivera

Los niños muertos (Demipage), Richard Parra

 

Poesía

Enemigo (Intermezzo Tropical), José Carlos Agüero

En un mundo de abdicaciones (FCE), Victoria Guerrero Peirano

 

No ficción

Un río invisible (Ríos Profundos), Ramón Pajuelo

Guerra de mudos (IEP), Carlos Iván Degregori

 

recuento24

 

CINCO LIBROS EXTRANJEROS 

 

Novela

Medio sol amarillo (Random House), Chimamanda Ngozi Adichie

Space invaders (Alquimia), Nona Fernández.

 

Cuento

El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan (Mondadori), Patricio Pron

Los peligros de fumar en la cama (Santuario), Mariana Enríquez

 

No ficción

La diosa blanca (Alianza Literaria), Robert Graves (Un clásico que recién conseguí gracias a la nueva edición ampliada y corregida que AL publicara en 2014, el libro que leí es una reimpresión de 2015).

Los guardianes de la sabiduría ancestral (Sílaba), Wade Davis

Errata. El examen de una vida (Siruela), George Steiner.

 

 

Victor Ruiz Velazco

recuento15

CINCO LIBROS PERUANOS

1. De dónde venimos los cholos de Marco Avilés (ensayo-crónica)

Durante décadas la promesa de la vida peruana supuso la construcción de una identidad colectiva que, como con el mestizaje mexicano, borrase las diferencias entre las naciones que conforman el Perú. La categoría cultural de lo indio devino en categoría social, lo cholo, para explicar todo lo no blanco (prestigio, poder adquisitivo, supremacía cultural y, desde luego, social). Este fenómeno que empezó con las primeras oleadas migratorias del campo a la ciudad, sin embargo, resultó ser más complejo de lo que se suponía y no permitió simplificación alguna. Nuestra capital terminó por convertirse en ese país de “todas las sangres” del que hablaba Arguedas: un lugar donde conviven múltiples manifestaciones culturales y sociales que se resisten a la homogenización, y que, en cambio, pueden yuxtaponerse para crear nuevas expresiones, muchas de ellas que empiezan a gozar de prestigio. Este libro de Marco Avilés da cuenta de ello de un modo magistral.

 

2. La conciencia del límite último de Carlos Calderón Fajardo (novela-reedición)

Puede ser leído como un libro de género, en tanto se trata de una novela policial, y esto no desmerecería en nada su calidad de clásico moderno; pero con Calderón Fajardo nada es tan fácil nunca: la novela de género se abre a otras posibilidades al hurgar en los conceptos de realidad y ficción haciendo menos porosos los límites y borrando con ellos todo resabio moral y ético para alimentar esa gran máquina de escritura que, al más puro estilo kafkiano, empieza a funcionar casi de modo autónomo.

3. Asociación ilícita de Leonardo Aguirre (no-ficción)

Libro que desacraliza el sistema literario peruano mediante el petardeo de la figura del escritor, al exponer sus miserias como sujeto social, y, algo en lo que Aguirre ha venido trabajando desde anteriores entregas, el cuestionamiento de la figura del autor como el propietario intelectual del libro que firma. Aguirre lleva el concepto del hipertexto a sus límites, pues cada cita y referencia es puesta al servicio del discurso que una entidad demiúrgica (llamémoslo autor-editor) construye tomando en cuenta aspectos estilísticos de toda escritura como el ritmo y el tono, y en este punto es, precisamente, donde la maestría de Aguirre se pone de manifiesto, y también, cómo no, su naturaleza obsesiva.

4. FE de Bruno Polack (poesía)

Polack le canta a la épica del día de una pareja como cualquier otra, como si eso fuese posible, para recordarnos que amar también es una decisión. El despliegue de recursos estilísticos ya mostrado por el autor en otros proyectos, como El pequeño y mugroso pólack y Poemas médicos, adquiere una dirección y precisión unívoca en FE, al ponerse al servicio de un universo delimitado por el espacio de la casa y el barrio, de aquello que se nombra como lo vetusto pueril. Y sin embargo, en esta reclusión no existe contención alguna, y ahí el gran mérito de este poemario. Ya lo decía Tolstoi: «Narra tu aldea y estarás retratando al mundo».  Bruno Polack lo ha logrado.

5. Poesía reunida de Blanca Varela (poesía)

Propiamente, se trata de la primera reunión de la poesía completa de una de nuestras poetas más notables; al menos la primera edición publicada en nuestro país, pues antes solo Galaxia Gutenberg y la UNAM habían gozado de tal privilegio. El celo de los derechohabientes impidió que el público peruano pudiese gozar antes de una edición local, pero Sur Anticuaria ha logrado subsanar ese vacío y nos ha entregado una pulcra edición, como nos tiene acostumbrados con cada uno de sus rescates. Encomiable labor la que ha emprendido esta editorial al mando de Walter Sanseviero, que este mismo año publicó la obra completa de César Moro y está a punto de publicar la poesía reunida de Martín Adán.

 

6. Caballos de medianoche de Guillermo Niño de Guzmán (cuentos, reedición)

Uno de los mayores cultores del cuento norteamericano, heredero, que no deudor, de grandes maestros como Hemingway y Carver, Niño de Guzmán nos confronta con una Lima que pareciera empezar a vivir al caer la noche, entre bares, jazz y mujeres fatales. Una Lima excesiva y límite, a la que acceden solo un tipo de personajes igual de excesivos, en busca de una pulsión de vida, cual vampiros. Una Lima decadente que se torna entrañable ante nuestros ojos al comprobar que cada uno de sus personajes porta con dignidad sus heridas.

recuento16

CINCO LIBROS EXTRANJEROS

1. Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enriquez (cuento)

El horror es inenarrable, no se puede verbalizar, nos paraliza, nos fija, nos deja en el mutismo. Y sin embargo, a diario miles de mujeres lo trascienden para contar su historia, para evitar que esta siga repitiéndose, para liberarse, o intentar hacerlo sin encontrar un interlocutor real en la sociedad, en los medios de comunicación (que con todo su tinglado construyen en gran medida nuestro modo de ver el mundo), en el Estado. Las mujeres de estas historias le han dado la espalda al mundo porque el mundo les ha dado la espalda a ellas hace mucho, pero al menos ahora son dueñas de sí mismas, de lo que queda de ellas. ¿Y lo que se perdió? Lo que se perdió es lo inenarrable, el horror que ha sido conjurado por estas mujeres, aquello que voló junto con sus cenizas y que hizo un poco más oscuro el mundo. Y esa es nuestra propia oscuridad.

2. Manual para mujeres de la limpieza de Lucia Berlin (cuento)

Estilísticamente emparentada con el Carver pre Gordon Lish, a diferencia de este, interesado en las relaciones personales y lo introspectivo, Berlin, como Dickens, da cuenta del lado “B” de la sociedad norteamericana, aquella clase obrera a la que el sueño americano le es negado y cuya fuerza, sin embargo, es la que mueve el país entero. El rescate de Berlin ayuda a completar “la gran novela norteamericana” escrita por maestros del cuento moderno como London, Hemingway, Fitzgerald, Carver, Salinger, entre otros.

3. Cómo saber que respiro de Marina Perezagua (cuento, selección)

Perturbadores y descarnados, los cuentos de Perezagua no caen, a pesar de lo brutales, en el efectismo. Cada detalle escabroso está plenamente justificado por la trama, pero su intención no es normalizar lo aberrante sino confrontarnos con nuestros tabúes, sacarnos de nuestra zona de confort, y plantear la posibilidad de una catarsis, un rito de purificación.

*Tal cual lo escribió el autor

**Mañana la segunda parte de autoras y autores, sumados a algunas editoras y editores **

Share:

Leave a reply