Autores peruanos independientesDestacadosNoticiasZona mixta

El miniboom de la minificción

 

portada1web2016

 

Para los escritores, investigadores, historiadores e interesados en la narrativa brevísima peruana, este 2015 fue uno de los años claves en la historiografía de la minificción en nuestra literatura. Este balance se realiza en base a tres situaciones: a) eventos literarios, b) libros publicados, y c) presencia de miniaturistas peruanos en el extranjero.

Por:

Rony Vásquez Guevara

Plesiosaurio. Primera revista de ficción breve peruana

Internacional Microcuentista

Grupo Literario Micrópolis

Seminario de Estudios sobre Minificción (UNAM)

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

 

 

  1. Eventos literarios

 

De esta manera, siguiendo la primera línea de análisis, se tiene que son principalmente tres los eventos inolvidables que marcan un hito: i) La Feria Internacional de Libro de Lima, ii) El Primer Encuentro Nacional “Jorge Díaz Herrera” y III Encuentro Regional de Minificción “Nidal de Colibríes”, y iii) La Quinta Jornada Peruana de Minificción.

 

La Feria Internacional del Libro de Lima (FIL, 2015), desarrollado en el mes de julio y organizado por la Cámara Peruana del Libro, introdujo por vez primera diversas actividades sobre minificción en su programa, así como la presentación de varios libros. Entre las actividades de minficción más resaltantes tenemos el Taller de creación de microrrelatos, dirigido por el escritor dominicano Pedro Antonio Valdez, y el Carrusel de Minificción “Minúsculos Caballos”, donde leyeron los escritores Carolina Cisneros, Christiane Félip (Francia-Perú), Emilia Conclaire (Chile), Julia del Prado, Ana María Intili (Argentina-Perú), Pedro Antonio Valdez (República Dominicana), Carlos Amézaga, Félix Terrones, Lucho Zúñiga, Rony Vásquez Guevara, Andrea Marinelli (Italia-Perú), Óscar Gallegos, Alberto Benza González, Christian Solano, César Klauer, Jomar Cristóbal, David Arce y Carlos Saldívar. Además, se presentaron los libros Fragmentos del diario de un observador. Análisis poético de la irrealidad (Plectro Editores) de Mario Bendezú Velarde, Entre vivos y muertos (Editorial La Nave) de Alberto Benza González, Bar de La Mancha (Trashumantes) de Gaspar Ruiz de Castilla (Seudónimo de Alexander Forsyht), la segunda edición de El hombre roto. Microficción (Editorial El Gato Descalzo) de Ana María Intili, Ars brevis, vita longa (Editorial Caja Negra) de Carlos Germán Amézaga, Marginalia (Editorial Odradek) de Carlos Yushimito, El microrrelato peruano. Teoría e historia (Editorial Micrópolis) de Óscar Gallegos, y Escuchando tras la puerta (Animal de Invierno) de Harry Belevan-McBride. Además, cabe anotar que Rony Vásquez Guevara dictó un taller de creación de microrrelatos en FELINO (Feria de Libro de Lima Norte) los primeros días de octubre.

 

Asimismo, en el mes de octubre se celebró en la ciudad de Cajamarca El Primer Encuentro Nacional “Jorge Díaz Herrera” y III Encuentro Regional de Minificción “Nidal de Colibríes”, organizado por el Ministerio de Cultura y el Grupo Cultural Wayrak, donde se rindió homenaje al escritor Jorge Díaz Herrera, uno de los escritores de minificción más importantes de la década del 70’, quien brindó una conferencia sobre su quehacer literario. En este evento se presentaron Cuentos del ayer de Carmen Salas Rodríguez, Del lobo un pelo de Carlos Cabrera Miranda, Universos de Lúcido Enrique Boy Palacios, y El quinto loco de José López Coronado. También se desarrollaron diversas lecturas de minificción y el escritor William Guillén Padilla dio testimonio de su trabajo narrativo dedicado a la minificción. Además, en este evento participó el crítico Rony Vásquez Guevara con una conferencia dedicada a la teoría de la minificción, así como un taller de creación de esta modalidad textual. Este evento resulta importante porque es el primero de carácter nacional que permitió la integración de varias nuevas voces de la narrativa brevísima peruana.

 

No obstante, semanas después la Quinta Jornada Peruana de Minificción se engalanó con la presencia de los escritores Ana María Shua (Argentina), José Leandro Urbina (Chile) y Huilo Ruales Hualca (Ecuador), así como el semiótico Lauro Zavala (México), uno de los más importantes investigadores de minificción a nivel internacional. En este evento se reunieron también los especialistas de minificción Oscar Gallegos y Rony Vásquez Guevara, quienes participaron en algunas actividades, al igual que Alberto Benza González, uno de los escritores y promotores más importantes de la minificción peruana. Asimismo, es necesario resaltar la presencia de Francesca Dodero, Carolina Cisneros, Maritza Iriarte, Christian Solano, Carlos Saldívar, Jorge Ramos Cabezas, Jorge Rivera Rojas, Carlos Amézaga, Ricardo Sumalavia, Sandro Bossio Suárez, quienes se hicieron presentes con sus ponencias y minificciones. No obstante, el momento que se llevó los aplausos de los participantes y asistentes fue el homenaje realizado a Ana María Shua, donde participaron Ricardo Sumalavia, Alberto Benza González y Oscar Gallegos. Además, se presentaron los libros Entre vivos y muertos (Editorial La Nave) de Alberto Benza González, Ars brevis, vita longa (Editorial Caja Negra) de Carlos Germán Amézaga y Motivos de fuerza mayor (Ediciones Sherezade, Chile) de Christian Solano. Es necesario anotar que nunca antes la Jornada Peruana de Minificción contó con una buena cantidad de escritores y teórico extranjeros, circunstancia que conlleva a señalar que este evento fue entrañable e inolvidable.

 

  1. Libros publicados

 

Además de los libros ya citados anteriormente, es necesario señalar que se publicó Toque corto. Antología de microcuentos (Ediciones Vicio Perpetuo) de Julio Benavides Parra, que fue presentado en la Feria de Libro Ricardo Palma, y Detrás de la aldaba de Julia Del Prado Morales, que tuvo diversas presentaciones como en la biblioteca Nacional y el Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA-Miraflores). No obstante, es necesario destacar la publicación de Ars brevis, vita longa (Editorial Caja Negra) de Carlos Germán Amézaga, como el mejor libro de minificciones de este 2015, debido al ingenio de sus historias y el cuidado de su prosa. Asimismo, también destaca El microrrelato peruano. Teoría e historia (Editorial Micrópolis) de Óscar Gallegos, debido al correcto análisis de la minificción peruana en la Generación del cincuenta, más precisamente en los textos de Luis Loayza, Carlos Mino Jolay y Luis Felipe Angell, además de su estudio preliminar que sigue el camino ya desarrollado por Rony Vásquez Guevara en Circo de pulgas. Minificción peruana. Estudio y antología (1900-2011), publicado en 2012. Además, resulta interesante la propuesta de la Editorial La Nave al publicar Entre vivos y muertos de Alberto Benza González, pues por vez primera un miniaturista peruano publica una antología de sus universos mínimos, advirtiéndose que es uno de los mejores narradores y miniaturistas de los últimos años en Perú. No puede pasar desapercibido el trabajo realizado por Editorial Micrópolis, que además de promover a autores peruanos, este año apostó por narradores argentinos, publicando Manual de autoayuda para fantasmas de Daniel Frini, Escrituras no tan sagradas de Antonio Cruz, Flora y fauna de Gilda Manso y Lo que te conté en un otoño lejano de Orlando Romano.

 

  1. Presencia de miniaturistas peruanos en el extranjero

 

La presencia de creadores y teóricos peruanos de minificción en el extranjero resultó importante, pues nuestras brevedades narrativas empiezan a conocerse paulatinamente y con mayor difusión en el mundo. Así, el crítico Rony Vásquez Guevara fue invitado a la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo (República Dominicana), donde además de dictar un taller de creación de microrrelatos, también brindó una conferencia sobre esta modalidad textual concentrándose en textos latinoamericanos y caribeños. También el escritor Alberto Benza González participó en el Primer Coloquio Argentino de Microficcionistas, celebrado en la ciudad de Buenos Aires y organizado por el Centro PEN de Argentina, Internacional Microcuentista y Jornadas Anuales de Microficción, con la lectura de sus microrrelatos, una conferencia y la presentación de su libro Entre vivos y muertos (Editorial La Nave). Además, como director de Editorial Micrópolis, su participación fue importante pues difundió la minificción peruana y se extendió editorialmente al círculo argentino de miniaturistas. Finalmente, la participación de Rony Vásquez Guevara en la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo (FILUC) fue fundamental en las tierras venezolanas, pues la minificción peruana se hizo conocida a través del taller de creación y conferencias sobre microrrelatos.

 

Con estas participaciones, no cabe duda que el 2015 fue un año muy activo para la minificción en el Perú, pues ya no es aquel género literario que estaba escondido en los antiguos y altos anaqueles de las bibliotecas a la espera de algún curioso investigador, sino una modalidad textual viva que ya se inserta con fuerza en los claustros del canon literario y de las aulas universitarias. Vale.

 

 

Share:

Leave a reply