Sin categoría

Cinematosis Crónica


Lo de ella es casi una enfermedad y el nombre de su blog calza perfecto con los síntomas que padece. Alexiel capitalizó el deseo de ver al cine como algo divertido y lo transformó en fiesta.

Por:
Gianfranco Hereña


Se quita las gafas. Un brillo solar invisible asoma por sus ojos, cada vez más iluminados por la idea de estar próxima a organizar su segundo “Tono Cinematosis”. Alexiel no es Alexiel. Escogió ese nombre de un anime y ahora es su sello distintivo, una marca personal labrada con esfuerzo e ingenio.

Da breves sorbos de café y se acomoda en la silla del décimo piso del pabellón Q de la Universidad de Lima. A sus veintisiete años, el éxito no ha sido gratuito y quiere ir por más. Insaciable, la que se proyecta a ser una gran promotora cultural a futuro, dice andar con el tiempo apretado. Me apresuro a preguntarle.



¿Cómo nace Cinematosis?

Nace como una idea mientras era asistenta de cátedra. Mi intención era hacer que los alumnos participen y romper con la educación estamental. Entonces me di cuenta de que yo también podía hacerlo y lo continué alimentando con reseñas de películas. Años antes, ya había colaborado con revistas de animes y urgía la necesidad de compilar varias cosas en una. Cinematosis no solo reseña películas. Decidí ampliar las secciones, jugar con los visitantes haciéndoles tests de personaje, datos curiosos y busqué relacionarlo con otras artes o temas culturales. Creo que todo se conecta al fin y al cabo.

Hace una pausa. Observa la avenida el Golf. Me cuenta la historia de cuando escribió un cómic al que llamó After New Genesis.


After New Genesis comenzó como una novela que fui entregando por partes, en un blog. Tuvo varias visitas que me fueron subiendo el ánimo y las ganas de seguir adelante. 


Antes, sin embargo, ya había iniciado un romance con la literatura. 

“After New Genesis fue más complejo, que no hubiese podido escribir sin la base que tenía”

En esa base, justamente, se hallaban los poetas griegos, los poetas malditos, Alejandra Pizarnik y Alfonsina StorniLuego vino un romance a la distancia con la narrativa y quiso casarse, primero con Bukowski y luego con García Márquez. Una verdadera mescolanza que derivó en un producto que alcanzó un buen número de seguidores.

After New Genesis despertó el lado más perseverante de Alexiel. Tenacidad que, a la larga, serviría como base de un espíritu emprendedor. Cinematosis Crónica resulta como parte de ese proceso donde el cómic, el anime, el cine y la literatura se mezclan. Pienso que quizás Alexiel tenga razón. 

Al final todo es parte de una cadena que se retroalimenta. 

La observo hablar con tanta pasión sobre lo que hace y contagia, irradia un ánimo que parece sobrenatural. Quiero saber cómo se animó a dar el salto a la fiesta temática.

“Sentí que era parte del crecimiento, algo que se dio. Las fiestas son un buen gancho para atraer gente y qué mejor manera de hacerlo de una manera sana y que incentive al consumo de cultura”. 

Da un hondo suspiro mientras chequea fotos del evento anterior.

“En el evento pasado, por ejemplo, tuve que lidiar con una serie de percances económicos. Esta vez cuento con más auspiciadores y en si, esta fiesta cuenta con mayor inversión. Decidí darle la temática del SCI-FI porque en el evento pasado hubo varios invitados que se disfrazaron de personajes de este género y me pareció que debía darles en la yema del gusto. Esta vez, hasta el trago y el sushi están relacionados”.




Esta vez toma una postura más adecuada. Mira su reloj: “Tengo que ir a dictar mi clase”, dice no sin antes venderme una entrada para la fiesta. El “Tono Cinematosis Sci-fi” promete ser, según ella, diez veces más divertido que el anterior y en su ajetreada mente solo tiene tiempo para pensar en más fiestas.

“Si con estas actividades logro que la gente consuma más cine, mi misión en la tierra estará completa”, sentencia.





Share:

Leave a reply