Sin categoría

El amigo de al lado

Por:
Gianfranco Hereña

Yace justo al costado de nuestra cama o en algún lugar fácil de recordar. No se trata de un/una amante, aunque ciertamente en él hemos depositado placer, noches de insomnio y nuestras dudas más íntimas. Nuestro libro favorito ha sido capaz de arrancarnos de la realidad para sumergirnos en el universo construido por su autor y nos ha brindado la más agradable de las soledades. Un amante de la lectura puede tener cientos de textos favoritos, pero algunos son consultados más de una vez, como si él pudiesen hallarse las respuestas a muchas de nuestras interrogantes.

Quizás en mi caso recurrir al “Dr Jeckyll y Mr Hyde” de Robert Louis Stevenson me conduzca a pensar de que todo ser humano tiene un lado maligno y que , muy en el fondo, somos tan ingeniosos como Robinson Crusoe en una isla desierta. Nos gusta ensimismarnos y vivir nuestras fantasías, a veces disparatadas como las radionovelas de “Pedro Camacho” o tan crudas como el “Crimen y castigo”. 

Mi experiencia con los libros ha sido y es maravillosa. Estoy seguro de que ustedes han sentido lo mismo alguna vez. Por eso, El buen librero te invita a que nos cuentes cuál es ese amigo al que no has podido abandonar y al que has leído más de una vez ¿Qué te gustó? ¿Con qué personaje te identificaste más? 

Las mejores respuestas se harán públicas y entrarán al sorteo por 2 entradas para la fiesta temática de Cinematosis Crónica.

Buena semana para todos!

Share:

5 comments

  1. Andrés Zegarra Rodríguez 23 Junio, 2013 at 17:34 Responder

    Sin la más mínima intención de crear un pugilato virtual que ladre sobre lo metafísico, tengo que admitir, con todo el honor vía lácteo, que ese “amigo” siamés que tengo, está unido a mi traquea aorta. Así se halla con respecto a mi, tan inseparable, cual mantequilla a pan Bimbo. Hablo de la BIBLIA, señores. Sí. Con mayúscula. Porque gracias a este poderoso y abrumador libro conocí al rey de reyes y de señor de señores. Gloria aleluya. Y es que la Biblia te permite viajar por lares que ni despegar.com tiene como destino. En la Biblia puedes encontrar desde carnicería hasta dragones. Ese es mi amigo vestido de tinta. Mi amigo bodoque que me hace recordar que en un arca pueden entrar miles de animales, que la numerología es una psicosis y que el término Dios merece más que el mejor tipo de fuente de dafont.com. Ese amigo… mi amigo… tu amigo. La Biblia, hermano. Amén.

    Andrés Z.

    P.S: Me identifico con Job.

  2. antonio espinoza 27 Junio, 2013 at 03:10 Responder

    El nombre de la rosa de Umberto Eco. Un clásico de crímenes y misterio donde la investigación nos lleva a descubrir oscuros secretos dentro de un ambiente religioso.

    Me identifico con Adso.

Leave a reply